Publicitat

viernes, 23 de febrero de 2018

Ejercicio y evitar factores de riesgo evitaría una de cada tres muertes por cáncer

  • La obesidad causa uno de cada 20 tumores, el tabaco un 33 por ciento y el alcohol un 12 por ciento, según la presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica
Un estilo de vida saludable, que evite factores de riesgo como el alcohol y el tabaco, combinado con la práctica de ejercicio físico puede evitar una de cada tres muertes de cáncer. La presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica, Ruth Vera, destacó durante su intervención en el Congreso Internacional de Oncología para Estudiantes de la Universidad de Navarra, que “la obesidad es responsable de uno de cada veinte tumores, el tabaco del 33 por ciento y el alcohol del 12 por ciento”.

Bajo el título 'Cambio de tópicos en la Oncología del siglo XXI', la doctora Vera se refirió durante su conferencia a la aparición de nuevos conocimientos moleculares y de potentes análisis de datos como el “big data”, que han cambiado la práctica clínica en los últimos años. “No obstante -señaló-, esto no debe sustituir la relación médico-paciente ni deshumanizar la medicina sustituyéndola por una serie de algoritmos en los que se basen las decisiones”.

Por otra parte, subrayó que “aunque el número de nuevos diagnósticos ha subido un 33 por ciento, el de fallecimientos lo ha hecho solo el 11 por ciento en números absolutos, lo que da la idea de la mejora en los tratamientos y las ventajas de los diagnósticos precoces en España”.

NUEVAS METAS: MÁS EQUIDAD E INVESTIGACIÓN

Entre los objetivos que se ha marcado la presidenta de la SEOM se encuentra, en primer lugar, impulsar una Estrategia Nacional de Medicina de Precisión a nivel nacional. “Conocer cuál es el mejor tratamiento para un paciente, junto con los resultados esperables, nos debería ayudar a ajustar los costes de cada proceso y a que las personas puedan acceder a todos los fármacos oncológicos de nueva generación. Esto servirá también para tener una mayor equidad entre los pacientes de las distintas comunidades autónomas”.

Asimismo, otra de sus metas es lograr que la población con cáncer sea evaluada de forma multidisciplinar; mejorar la formación en Oncología Médica solicitando competencias mínimas y criterios homogéneos; o reforzar el programa de Becas SEOM. A su vez, insistió en la necesidad de recursos económicos para la investigación, el desarrollo de una ley de mecenazgo y poner en valor las aportaciones científicas de este ámbito de la medicina.

El Congreso Internacional de Oncología para Estudiantes es una iniciativa de alumnos de las facultades biosanitarias de la Universidad de Navarra en la que cada año se reúnen con el objetivo principal de conocer todo lo referente a la investigación, prevención, diagnóstico, tratamiento y cuidado del cáncer desde la perspectiva científica, humana y social. La cita está reconocida por el Ministerio de Sanidad, la Asociación Española contra el Cáncer, la Sociedad Española de Oncología Médica y el Gobierno de Navarra.


Los estilos de vida saludables ayudan a evitar enfermedades

jueves, 22 de febrero de 2018

Ni puros, ni pipas, ni cigarrillos: el tabaco es siempre letal

  • El consumo de cualquier producto de la combustión del tabaco aumenta de forma muy significativa el riesgo de muerte prematura, sobre todo por cáncer
Fumar es malo, muy malo para la salud. No en vano, y como han demostrado infinidad de estudios, el tabaco es, simple y llanamente, el principal factor de riesgo para sufrir una muerte prematura. En consecuencia, lo mejor que se puede hacer para disfrutar de una vida larga y saludable es no empezar a fumar o, en su defecto, dejarlo. Y no solo los cigarrillos, sino cualquier producto de la combustión del tabaco. De hecho, un estudio dirigido por investigadores del Centro para Productos del Tabaco de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) en Maryland (EE.UU.) alerta que el consumo no solo de cigarrillos, sino también de puros y de tabaco en pipa aumenta de una forma descomunal el riesgo de morir de forma precoz, sobre todo por un cáncer.

Como explica Carol H. Christensen, directora de esta investigación publicada en la revista «JAMA Internal Medicine», «el patrón de consumo del tabaco ha cambiado en los últimos años, por lo que necesitamos estimar el riesgo de muerte asociado a los productos de la combustión del tabaco. Y de acuerdo con nuestros resultados, el uso exclusivo de puros y pipas, tal y como sucede con los cigarrillos, se asocia a un riesgo muy significativo de mortalidad».

Ni puros ni pipas

A día de hoy no existe ninguna duda de que los cigarrillos son muy perjudiciales para la salud de los fumadores y de todos los que se encuentran a su alrededor. Sin embargo, parece que son muchas las personas que consideran que este efecto tan sumamente nocivo del tabaco se limita exclusivamente a los cigarrillos. Así debe comprenderse cuando se observa la evolución del consumo de productos de combustión del tabaco en Estados Unidos en el periodo 2000-2015, en el que el consumo total de cigarrillos se redujo en un 38,7%. No así en el caso de otros productos del tabaco, cuyo consumo aumentó en un 117,1%. Y entre estos, cabe destacar los puros, con un incremento del 85,2%, y sobre todo el tabaco en pipa, con un aumento de un 556,4%. Pero, tal y como sucede con los cigarrillos, ¿fumar puros o en pipa también aumenta el riesgo de mortalidad? Pues sí, y una barbaridad.

En el estudio, los autores analizaron la evolución entre los años 1985 y 2011 de 357.420 adultos estadounidenses que bien nunca habían fumado, bien habían consumido de forma exclusiva uno de estos tres productos de la combustión del tabaco: cigarrillos, puros o tabaco en pipa.
  • El uso exclusivo de puros y pipas, tal y como sucede con los cigarrillos, se asocia a un riesgo muy significativo de mortalidad
Concluido el periodo de seguimiento, el número de decesos se elevó a 51.150. Y de acuerdo con los resultados, el consumo exclusivo de cigarrillos o de puros se asoció con un incremento muy significativo de la mortalidad por cualquier causa. Concretamente, y comparados frente a aquellos que nunca habían fumado, los fumadores de cigarrillos presentaron un riesgo hasta 1,98 veces mayor de sufrir una muerte prematura. Una probabilidad de deceso por cualquier motivo que en aquellos que fumaban únicamente puros fue 1,20 veces superior.

Sin embargo, el mayor perjuicio asociado al tabaco se observó en la mortalidad asociada al cáncer. Y es que frente a los que nunca habían consumido ninguno de estos productos, los fumadores de cigarrillos tuvieron un riesgo hasta 4,06 veces mayor de morir por un cáncer ‘asociado al tabaco’ –caso, entre otros, de un tumor en la vejiga, el esófago, la laringe, el pulmón, la cavidad oral o el páncreas–. Una probabilidad de muerte por enfermedad oncológica que resultó 1,61 veces mayor en caso del consumo de puros y 1,58 mayor en los fumadores en pipa.

Hay que dejar de fumar

En definitiva, hay que dejar de fumar. Totalmente. Y es que el estudio también revela el mayor riesgo de mortalidad asociado con el consumo ‘esporádico’ del tabaco, si bien únicamente en el caso de los cigarrillos –productos que, contrariamente a como sucede con los puros y las pipas, cuyo uso es prácticamente acaparado por los varones, son consumidos de forma casi equitativa entre mujeres y varones.

Concretamente, y frente a aquellos que nunca habían encendido un cigarrillo, los resultados mostraron que los participantes que no fumaban todos los días tuvieron un riesgo 6,24 veces mayor de morir por cáncer de pulmón; 4,62 veces superior de fallecer por cáncer oral; 1,24 veces mayor de morir por una enfermedad cardiovascular; 1,39 veces superior de fallecer por un ictus; y 7,66 veces mayor de morir por enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).


El tabaco es malo, se tome como se tome

miércoles, 21 de febrero de 2018

Papá, hay que dejar de fumar en el coche

  • Según los datos de la OMS, los niños son el 30% de los muertos por tabaquismo pasivo. "Coche sin humo. Protégeles" es la campaña con la que los enfermeros quieren que los pequeños convenzan a sus padres de que no fumen en el coche.
Los niños expuestos al humo del tabaco tienen hasta cuatro veces más posibilidades de tener un cáncer de pulmón en la edad adulta. Este es sólo uno de los datos de los que nace la campaña “Coche sin humo. Protégeles”, con la que el Consejo General de Enfermería quiere utilizar a los niños para eliminar el hábito de sus padres, al menos dentro del coche.
  • Los médicos piden al Gobierno que prohíba fumar en coche con niños y embarazadas
Los enfermeros creen que la Ley Antitabaco no cumplirá su cometido mientras España no prohíba el tabaco en los vehículos donde viajan menores, una medida que ya han tomado países como Francia, Reino Unido, Sudáfrica o algunos estados de EEUU.

El 30% de las muertes por tabaquismo pasivo en el mundo las sufren, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), niños. Además, el tabaco es el responsable de que niños sufran problemas de salud graves como sibilancias, tos crónica, asma, bronquitis, infecciones severas, neumonía, otitis e incluso obesidad y cáncer.
  • La mitad de los españoles quiere que se prohíba fumar en el coche
El foco de esta campaña se centra en los coches, donde la contaminación de medio cigarrillo supera 10 veces a los límites considerados peligrosos para la salud. De las 7.000 sustancias que contiene el tabaco, dicen los enfermeros, 250 son peligrosas y 70 cancerígenas y todas permanecen en el vehículo durante semanas.

La campaña del Consejo General de Enfermería movilizará a niños de entre cinco y 10 años a los que visitarán en sus centros escolares para sensibilizarlos y que conciencien a sus padres.  Los niños recibirán los materiales de la campaña para poder llevarlos a sus padres y transmitirles lo aprendido en el colegio.

  • Los médicos de familia reclaman dos especialistas en tabaquismo por centro de salud

El presidente de la Organización, Florentino Pérez Raya, ha hecho hincapié en que estudios como el de la Universidad de Granada han asegurado que la Ley Antitabaco ha reducido la exposición al mismo entre adultos no fumadores, pero no en niños. “Pedimos, de un lado, su prohibición [de fumar en el coche con menores], ya que entendemos que es un acto de responsabilidad cuando hay estudios científicos que demuestran que en el coche de un fumador hay más partículas dañinas de las que había en un bar cuando se podía fumar libremente. Prohibir que se fume en aquellos vehículos en los viajan niños es una prioridad. Mientras tanto, la campaña pretende concienciar a los adultos de que no fumen en sus vehículos y no sólo cuando estén delante los niños, sino también en su ausencia pues las sustancias nocivas presentes en el humo del tabaco quedan retenidas en la superficie y se siguen respirando durante semanas aunque ya no se fume”, ha afirmado Pérez Raya.

Además, la campaña se extiende a las redes sociales y a la web cochesinhumo.com. Los materiales incluyen pegatinas y llaveros para identificar a quienes se unan a la campaña.


Los niños, los grandes afectados por fumar en el coche

martes, 20 de febrero de 2018

Por qué subir el tabaco a 10 euros salvaría 3.710 vidas al año

  • Francia subirá el precio de la cajetilla hasta los 10 euros en 2020
  • En España, desde la entrada en vigor de la actual ley en 2011, la mirada política a este tipo de medidas es esquiva
  • Un 25% de incremento en el coste supone un 7% menos de fumadores
  • Los expertos se quejan de la inacción del Gobierno español
La cruzada antitabaco ha perdido empuje en España y nos estamos quedando atrás en el mapa europeo. Así como Francia ha anunciado que el precio por cada cajetilla de tabaco subirá de forma progresiva hasta los 10 euros de aquí a 2020, en nuestro país, 'mutis por el foro'. Desde la entrada en vigor de la actual ley en 2011, la mirada política a nuevas medidas iniciadas fuera de nuestras fronteras es esquiva.

No cabe duda: cuando una medida afecta al bolsillo, la efectividad se multiplica, sobre todo en la población joven, que es la más impermeable a los mensajes sobre los efectos nocivos sobre la salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva años poniendo sobre la mesa esta medida como la más eficaz para reducir la prevalencia de tabaquismo y retrasar la edad de inicio, en la que España se lleva la 'palma' a nivel europeo. Nuestros jóvenes son los europeos más precoces a la hora de fumar, empiezan a una media de 13,9 años.

La evidencia es aplastante. Un 25% de incremento en el coste supone un 7% menos de fumadores, que puede llegar al 14% a largo plazo y evita, además, 1.855 muertes por esta causa. Dado que en la actualidad, una cajetilla en España cuesta alrededor de los cinco euros, si se duplicase el precio (alcanzando así los 10 euros de Francia), esta adicción ocasionaría 3.710 fallecimientos menos. El tabaquismo sale caro. Se calcula que produce unas 52.000 muertes cada año por enfermedades relacionadas, tales como el cáncer de pulmón y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Pero también hay otras patologías como las neumonías, tuberculosis o fibrosis pulmonar. Y aunque existe una menor percepción del riesgo cardiovascular, señala la cardióloga Regina Dalmau, "el tabaco duplica las probabilidades de sufrir la mayoría de las enfermedades del corazón (ictus, infartos, aneurismas de aorta, etc.), especialmente en mujeres y la población joven". El 80% de los infartos antes de los 45 años los padecen los fumadores. También se ha visto que incrementan las posibilidades de desarrollar cáncer de vejiga, riñón, boca, laringe, estómago o infertilidad.

'Falta de interés'

A pesar de ser la primera causa de enfermedad y muerte evitable en el mundo y de suponer un coste total de unos 950.000 millones de euros, el tabaquismo en España arrastra la inacción del Gobierno español. "Falta de interés por frenar la epidemia de tabaquismo", alega Dalmau, también presidenta del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT), que aglutina a más de 30 sociedades científicas y consejos de colegios profesionales. "España tiene una ley de mínimos que desoye las peticiones del colectivo sanitario y organizaciones ciudadanas".

Ni subida de precio, ni empaquetado neutro (restringir el uso de logotipos, colores, imágenes de marca o información promocional sobre el envase), ni la mejora de la ley, ni ampliación de espacios sin humos, ni una regulación contundente con los cigarrillos electrónicos, al menos en bares y restaurantes, ni campañas sanitarias de alto alcance, ni una infraestructura de ayuda para dejar de fumar... "Hay una inercia inmovilista por parte del Gobierno y la lucha contra el tabaquismo requiere hacer frente a las presiones de la industria tabacalera", concluye Dalmau.

Desde la Organización Médica Colegial (OMC) retan al Gobierno y apuestan por una "legislación valiente". En palabras de Francisco Camarelles, miembro de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc), "es una cuestión de voluntad política. Somos de los países más baratos en tabaco. No puede ser que el precio en Reino Unido sea el doble que en España (se sitúa en algo más de 10 euros)". En nuestro país, agrega, "apenas ha habido incremento en el precio, un escaso 2,5% a principios de 2017, inefectivo".

Precisamente en los países donde "el desembolso por los cigarrillos resulta más alto, la prevalencia de tabaquismo es enormemente menor", destaca Francisco Rodríguez Lozano, presidente de la Red Europea de Prevención del Tabaquismo (ENSP, por sus siglas en inglés). Si además, esta medida va acompañada de otras como el envasado neutro, campañas sanitarias o ayudas para dejar de fumar, el impacto se dispara.

Convendría tenerlo en cuenta, sobre todo en países como España, que se muestran inactivos a pesar de contar con una alta tasa de fumadores: un 24%, en comparación con el 15% de los países nórdicos (donde los precios son mayores. En Noruega, por ejemplo, una cajetilla cuesta unos 11 euros).

Aunque en Francia hay más fumadores que en nuestro país (28%), "ellos tienen la suerte de tener una ministra muy sensibilizada que camina hacia la primera generación sin tabaco en Francia", remarca Dalmau, quien aprovecha para desmentir las voces de quienes argumentan que un aumento en el precio del tabaco convencional, incrementaría el tabaco de contrabando y el de liar, creyendo además que es "menos nocivo", cuando contiene más de 7.000 sustancias adictivas, muchas de ellas cancerígenas. "Son excusas de la propia industria para evitar medidas en su negocio. La industrica tabacalera es un lobby muy fuerte y tiene sus estrategias para presionar".

 
La reducción del consumo pasa por un aumento de los precios

viernes, 16 de febrero de 2018

¿Qué es el amianto y qué tipo de enfermedades puede provocar?

  • El amianto o asbesto es uno de los componentes del fibrocemento, un material de construcción. 
  • Está compuesto por fibras microscópicas que pueden permanecer en el aire el tiempo suficiente para que supongan un riesgo respiratorio. 
  • Las enfermedades que puede provocar son las del aparato respitario: cáncer de pulmón, mesotelioma maligno y asbestosis. 
El amianto, o asbesto, es uno de los componentes del fibrocemento, un material de construcción que en España fue comercializado por la empresa Uralita, de ahí que comúnmente se conozca como uralita. Está compuesto por fibras microscópicas que pueden permanecer en suspensión en el aire el tiempo suficiente para que representen un riesgo respiratorio. 

Este material se ha usado en una gran variedad de productos manufacturados y es muy rentable para las empresas por sus propiedades (aislantes, mecánicas, químicas y de resistencia al calor y a las llamas) y su bajo costo

El simple hecho de estar en contacto con el amianto no supone casi riesgo para la salud pero la situación cambia cuando el contacto es prolongado y se manipula el material de manera que las fibras pasen al aire y sean fácilmente respirables. Esto sucede en derribos, trabajos como el corte, taladro, rotura o cuando el material está muy envejecido. De esta manera, las fibras pueden adherirse a la ropa y el riesgo de pasar al aire respirado aumenta. 

¿Dónde se encuentra? 

Este material está presente en tejas de recubrimiento de tejados, baldosas y azulejos, productos de cemento y también en herramientas de automoción como el embrague, los frenos o los componentes de la transmisión. Además, se usa para trajes ignífugos de pilotos o bomberos. El amianto puede encontrarse también en materiales ferroviarios, en objetos de construcción naval, reparación y desguace de barcos… así como en la siderurgia o en el sector eléctrico (centrales térmicas y nucleares). 

¿Qué tipo de enfermedades puede provocar? 

Las enfermedades que puede provocar son las del aparato respiratorio. El cáncer de pulmón es la más mortal de las enfermedades que afectan a las personas expuestas al amianto. El amianto se considera un cocarcinógeno, es decir, un agente externo físico, químico o biológico capaz de producir cáncer, como es el tabaco. 

Otra de las enfermedades es el mesotelioma maligno, otro tipo de cáncer pero que, en este caso, afecta a la pleura y al peritoneo. Suele darse en personas que han estado expuestas al amianto por motivos laborales, aunque los síntomas pueden no aparecer hasta 20 o 30 años después de la exposición. Sus consecuencias son total gravedad ya que no existe cura para esta enfermedad y además, la esperanza media de vida una vez detectada la enfermedad es de nueve meses. 

La asbestosis es una enfermedad asociada directamente a la exposición al amianto. Consiste en el desarrollo de una fibrosis pulmonar tras la inhalación de asbesto. Al igual que el mesotelioma maligno se desarrolla con el paso de los años y los síntomas son dificultad respiratoria que se va agravando a medida que progresa la enfermedad, tos seca y sensación de tirantez en el pecho.

¿Cuándo se prohibió la venta de amianto en España?

 En diciembre de 2001 España se adelantaba al plazo máximo previsto por la UE y prohibía la comercialización y el uso del amianto blanco, el único tipo que todavía seguía siendo utilizado. Las variedades más perjudiciales para la salud, el amianto azul y el amianto marrón, fueron prohibidas en nuestro país en 1984 y 1993, respectivamente.

Sin embargo, aún queda amianto en construcciones anteriores a la prohibición por lo que se recomienda a los trabajadores que se dediquen a profesiones relacionadas con los derribos y el mantenimiento, que siempre lleven Equipos de Protección Individual. De todos modos, existen empresas especializadas en la retirada de asbesto que pueden asegurar un desamiantado profesional, seguro y libre de restos de contaminaciones.


El amianto es un riesgo para el aparato respiratorio

jueves, 15 de febrero de 2018

Nanorobots de ADN y trombina destruyen tumores in vivo en tiempo récord

  • Un grupo de científicos de distintos centros de investigación en Australia, USA y China, han creado con éxito robots de 90×60 nanómetros capaces de destruir tumores en 72 horas.
Los nanorobots están dotados de un armazón de ADN dotado de un receptor que le hace capaz de reconocer una proteína llamada nucleolina. La proteína nucleolina se expresa en el endotelio de los tumores. En el interior del caparazón de ADN de los nanorobots, van cargadas varias réplicas de la enzima trombina, que participa en la coagulación de la sangre.

Los nanorobots se inyectaron en el torrente sanguíneo de ratones con melanoma. Gracias a los receptores de nucleolina insertos en la lámina de ADN que forma el exterior, lograron localizar el tumor y adherirse a él. Entonces, se abrieron liberando la trombina del interior. Este proceso, produce que la sangre se coagule en exceso y se desencadenen una serie de pequeños infartos vasculares que darán lugar a la necrosis tumoral. Se logró así, frenar la extensión del tumor en tan solo tres días.
  • Tras el primer éxito de los nanorobots en ratones con melanoma, se probó en ratones con cáncer de mama, ovario y pulmón, obteniendo resultados muy similares
Tras este primer éxito de los nanorobots en ratones con melanoma, se probó en ratones con cáncer de mama, ovario y pulmón, obteniendo resultados muy similares. También se probó en cerdos enanos con iguales conclusiones. Adicionalmente, hay que destacar, que este tratamiento biotecnológico resultó totalmente seguro sin afectar irrigaciones sanguíneas de otros tejidos y órganos como por ejemplo el cerebro, lo que podría haber resultado en un ictus.

La conclusión de este tipo de avances apunta como los tratamientos biotecnológicos que utilizan nanorobots, son una opción muy considerable a la hora de aplicar terapias y fármacos de utilidad en enfermedades tan importantes como el cáncer.

Los nanorobots, arma rápida contra los tumores

miércoles, 14 de febrero de 2018

Cada semana el Hospital Son Llàtzer diagnostica, de media, un caso de cáncer de cavidad bucal, de laringe o de faringe

El Hospital Son Llàtzer diagnostica cada semana, por término medio, un caso de cáncer de cavidad bucal, de laringe o de faringe. Este dato hace patente la necesidad de concienciar a la población sobre la importancia de la prevención.

Coincidiendo con el Día Mundial del Cáncer, que se celebra día 4 de febrero, el Hospital Son Llàtzer centró su atención en el cáncer que afecta a la cavidad bucal, la laringe o la faringe en una jornada organizada por el Servicio de Otorrinolaringología.

La jornada fue inaugurada por el director de Asistencia Sanitaria del Servicio de Salud, Nacho García, acompañado por el gerente del Hospital Son Llàtzer, Francisco Marí.

Durante el acto, en el que intervinieron, en nombre del jefe del Servicio de Otorrinolaringología, el Dr. A. Bonilla, la Dra. C. Rosal y los adjuntos F. Garcías y A. Roldán, además del personal de enfermería, y la logopeda del servicio E. Juan, se presentó la campaña #cuida't la veu y se proyectaron unos vídeos protagonizados por los cantantes Tomeu Penya, Llorenç Santamaría, Jaume Anglada, y el humorista Agustín "El Casta".

El Hospital Son Llàtzer hace, de media, una laringectomía (extirpación parcial o total de la laringe) cada mes. Esta intervención obliga a los pacientes a vivir con una traqueostomía permanente, es decir, la inserción de una cánula en la tráquea para facilitar el paso del aire. No obstante, los casos iniciales de cáncer de laringe se pueden tratar con láser por medio de un microscopio quirúrgico, lo que evita la traqueostomía. Pero los casos de tumores más avanzados pueden requerir la cirugía abierta y extirpar la laringe. Entonces el paciente pierde la voz y tiene que respirar por un orificio en el cuello, y también quedan afectados los sentidos del gusto y del olfato. Todas estas secuelas se reducen con rehabilitación, y también se puede colocar una prótesis fonatoria, con la que el paciente puede hablar y tener una comunicación más natural.

La importancia de la prevención: factores de riesgo y signos de alarma

Del número total de casos de cáncer de cavidad bucal, de laringe o de faringe que se diagnostican en el Hospital Son Llàtzer, el 44 % está en los estadios iniciales o muy iniciales, por lo que presentan una probabilidad de curación del 90 %. De ahí la importancia de la prevención, ya que un diagnóstico precoz es clave a la hora de aplicar un tratamiento con éxito. Los factores de riesgo principales de este tipo de cáncer son estos:
  •     Consumo de tabaco: el tabaco fumado o masticado aumenta el riesgo en proporción a la cantidad consumida y a los años de hábito.
  •     Consumo de alcohol.
  •    Infecciones por el virus del papiloma humano: si están relacionadas con el sexo oral, tienen incidencia en el cáncer de cuello.
  •     Exposición a productos químicos industriales: personas que trabajan expuestas al níquel, al petróleo o a pieles, y también a la inhalación de hidrocarburos en las áreas urbanas o a la exposición al plomo.
  •     El reflujo faringo-laríngeo en pacientes con reflujo gastroesofágico.

Síntomas de sospecha

Ante cualquier síntoma de sospecha es importante acudir al médico, ya que en muchos casos los tumores provocan molestias que pasan desapercibidas a los pacientes, que suelen acudir al otorrinolaringólogo cuando presentan protuberancias en el cuello. Los signos de alarma que pueden hacer sospechar son los siguientes:
  •     Dolor en el cuello y dificultades para tragar a pesar del tratamiento.
  •     Dolor de oído persistente, que empeora al tragar.
  •     Aparición de tumefacción o úlcera en la boca o sangre en la boca y en el cuello.
  •     Aparición de lesiones blancas y rojas en la boca que persisten durante semanas.
  •     Cambios en la voz, afonía o ronquera no relacionadas con una infección y que persisten durante más de tres semanas.
  •     Aparición de protuberancias en el cuello, sobre todo si son duras, crecen o duelen.
  •     Obstrucción nasal y/o sangrado nasal persistente.

El cáncer de cavidad bucal, de laringe o de faringe es el sexto tipo más común en todo el mundo, y en España se diagnostican 11.300 nuevos casos cada año, el 40 % de los cuales afectan a la laringe. La media de edad en que se presenta son los 50 años y el 75 % de los casos se atribuye al hábito del tabaquismo y al consumo de alcohol. De hecho, España es uno de los países del mundo con mayor incidencia de cáncer de laringe por culpa del gran consumo de tabaco, según datos de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello.


Son Llàtzer cree en hacer pedagogía de la prevención del cáncer